Toponimia



Inicio > Toponimia > Altoaragonesa > Latás – 342 (c)

Latás – 342 (c)

Altoaragonesa

“Lugar de 10 habitantes perteneciente al municipio de Sabiñánigo y que hasta los años sesenta pertenecía a Sardas. Como construcción interesante cabe citar casa Marco, datada en el siglo XVII, provista de soportal con arco de medio punto, puerta adovelada con escudo en la clave, vanos cuadrados enmarcados por pequeños columnas acanaladas y alero de piedras molduradas” (C, Tarazona, La Guía del Serrablo). Iglesia de S. Martín –s. XII- , románico rural.

Ni Satué (recordemos, “todo corrales”), en cuya parte superior se forma el barranco de este nombre, ni Jabierre (“casas nuevas”), por cuyas inmediaciones discurre, hacen referencia a la esencia de este barranco o arroyo (“arroyo de Javierre”, según Madoz); sí, en cambio, el topónimo Latás, pese a encontrarse este lugar algo más separado del curso de agua. La razón es importante: poco antes de unirse al Gállego, hay una captación de agua desde tiempo inmemorial que proporciona riego a las tierras de Latás en la ribera izquierda del Gállego, creando una zona de huertos de inmensa utilidad (hortalizas, legumbres, frutas) para alimentos de personas y de ciertos animales domésticos, mejorando con ello la producción de cereales y algo de ganado lanar. Pregunto en Satué por sus aportaciones en régimen de tormentas y lluvias y la respuesta es concluyente: “Recoge muchas aguas de muchos barrancos (Saltas, As Gargantas, A Custa, Carboneras y de otros aguas abajo) por lo que se pone “fuerte”, aunque sin peligro, porque va muy hondo o encajonado”.

Latás (como Latiart, Lanata, Corllatons, Lasentif, Lanaja y otros que irán apareciendo en esta serie) es un topónimo con lats, barranco, arroyo, riachuelo. Pertenece al subgrupo en el que esta forma está seguida por otra con vocal inicial (lat(s)-iarte, kor-lat(s)-onzi), por lo que tras la elipsis de /s/ conserva la final /t/, a diferencia de lo que ocurre cuando la segunda forma empieza por consonante, donde se produce una profundización en la elipsis (La(t)(s)-nata, La(t)(s)-naia, La(t)(s)-sen-tipi). Aquí, tras lat(s) se aglutina el verbo azi, crecer, aumentar, adquirir fuerza, de modo que lat(s) + azi > lataz(i). Observemos que en latazi la sílaba tónica es la segunda, y que la caída de la vocal átona final deja una composición, latás, aguda. Pese a ello, la pronunciación en el lugar y su entorno es Latas, voz llana, sin duda por contagio. En conclusión, Latás significa “el barranco que crece o se pone fuerte”.

 


Entradas relacionadas


  • No Related Post
 

Desarrollo: Interesa.es

© Bienvenido Mascaray bmascaray@yahoo.es

RSS