Toponimia



Inicio > Toponimia > Navarra > Izaba

Izaba

Navarra

 Iz, badari iz, zere ueldu; ba eri, iri, il. En castellano diremos: “Agua, tan solo agua, vuestra lividez; si enfermáis, cerca, la muerte”. Es posible que más de un lector identifique este párrafo como propio del vasco antiguo (entiéndase, precristiano y prerromano), y no se equivocará, pues todas y cada una de las voces aparecen consignada con el valor expuesto en los diccionarios más fiables, como el Azkue o el Retana de Autoridades. Y sería digno de una Matrícula de Honor aquel que lo identificara como un texto epigráfico ibérico, ya que, en efecto, se trata de una conocida Estela de Mármol Negra, sobre la que he trabajado haciendo la trascripción al alfabeto latino; luego, la fijación de la secuencia, junto con el análisis morfológico y fonético; he llegado, al fin, al texto del inicio, a la “lectura”, antesala de la traducción. Sí, ha entendido bien, lector amigo: el texto consignado es, a la vez, ibérico y vasco antiguo porque, y ésta es la primera afirmación fundamental de mi trabajo, la lengua ibérica y el vasco antiguo son una y la misma lengua: hay identidad absoluta. Afirmación tan drástica e inadmisible para tantos, en una cuestión tan antigua controvertida y compleja, exige con urgencia un apoyo, un apuntalamiento, una segunda afirmación fundamental, por más que ésta pueda resultar tan “escandalosa” como la primera: la lengua ibérica se entiende perfectamente. Dicho de otro modo: si lo desea, andaremos juntos por un camino nuevo, lleno de aparentes sorpresas que paulatinamente dejaran de serlo hasta integrarse en un sistema científico, con el cual podrá proseguir sin compañía alguna.

He escogido el texto epigráfico anterior porque contiene, por dos veces, la forma iz, agua. Aunque Azkue se limita a decir de ella que es un “radical que significa agua”, fue sin duda un sustantivo de importancia capital en la lengua ibérica, tanto en el su ámbito general (Península, Baleares, Canarias, Oeste y Sur de Francia, etc.) como en el más restringido del país vasco. He aquí algunos ejemplos extraídos de la Epigrafía:

iz-ge: sin agua. Plato de plata de Abengibre (Albacete).

gaizi iz ira: la cólera del agua del mar (agua salada). Plomo de Pech Mahó, Francia.

al iz no: la fuerza del agua y el vino. Estela de Abobada, Portugal. Podríamos seguir aportando párrafos con iz que agotarían el espacio de que disponemos, y otro tanto cabe decir de topónimos con el mismo nombre. Creo que no es necesario nada ello pues la naturaleza ibérica y el valor (agua) de iz se manifestarán constantemente en nuestro camino.

El topónimo Izaba es una composición de la lengua ibérica cuyo primer elemento es iz, agua. Pero antes de continuar con el análisis morfológico hagamos un breve inciso. La presencia de iz en este topónimo legitima la forma escrita en el título; más aún, resulta obligada si nos decantamos por un purismo etimológico. Ahora bien, la consonante /z/ fricativa interdental sorda tiene con muchísima frecuencia en todo el ámbito ibérico una pronunciación fricativa apicoalveolar sorda, lo que ha conducido inevitablemente a que la forma escrita se adapte regularmente a la oral (no es exigible el conocimiento etimológico en el uso común cuando ni siquiera los más renombrados lingüistas lo poseen), como es el caso de Isaba. La cuestión se plantea constantemente y la solución que ha recibido en la práctica es completamente variable y asistemática: lo comprobaremos al estudiar, sólo en el ámbito del Roncal, nombres como Ezkieta, Ezkaurri, Eska, Ustarroz, Bidangoz, Belabarze, Maz o Maze, etc.

Yendo al plano real, esto es, observando la realidad que nos muestra el terreno, ¿es el elemento agua tan importante como para que entre en la descripción del lugar Izaba?. Categóricamente, sí. El río Belagua, apenas llega a las inmediaciones de la villa, recibe por la derecha, aguas abajo, el río Ustarroz y, escasamente la han sobrepasado por el oeste, cuando viene a unírseles, ahora por la izquierda hidrográfica, el barranco Belabarze, con lo que queda configurada la arteria que drena a todo el valle de Roncal: el río Esca. Pero no es solamente este río con su cabecera circular: tal como nos cuenta el Madoz, “hay infinidad de fuentes de exquisitas aguas, de las cuales se forman varios arroyos y riachuelos”. Este mismo autor (y otros, como veremos en su momento) ensalza, en especial, la fuente de Uturochoz, “que se halla a la extremidad del pueblo”, y “también es notable la fuente termal llamada Minchate, cuyas virtudes para curación de reumas y dolores de estómago son admirables, ora se tome en bebida o se use en baño”. Topónimos como Esca, Uturochoz y Minchate merecerán estudio aparte, por lo que nos basta aquí con dejar constancia de la enorme riqueza de aguas que tiene Izaba.

Aba es una voz ibérica, también acreditada en Epigrafía y en Toponimia, que significa boca. Tiene una variante abe, con igual significado. Cuando se traduce (Dic. Retana) aba por “la boca” y abe por “boca” parece que se piensa en aba como forma emplazada al final de la composición, quizá con la adición del artículo a: abe+a > ab(e)a. Sin embargo hay que poner en cuarentena tal suposición, pues podemos encontrar la variante aba en el interior de una composición y, por ello, sin posibilidad de adición del artículo; me refiero al hidrónimo Isábena < iz abe na, “el que tiene agua de boca”, que en la documentación histórica, abundantísima ya desde el siglo IX, aparece repetidamente con la forma Isabana < iz aba na, con igual significado. Vamos concluyendo: la acomodación iz+aba se efectúa por yuxtaposición necesaria, pues un i(z)aba =iaba, con elipsis al final del primer término, haría ininteligible el texto. Izaba significa “agua de boca”, pero no podemos negar la posibilidad de iz+aba+a > izab(a)a, o de iz+abe+a > izab(e)a que dan en ambos casos Izaba, con el significado de “el agua de boca”.       


Temas: , , , , , , ,

 

Desarrollo: Interesa.es

© Bienvenido Mascaray bmascaray@yahoo.es

RSS