Toponimia



Inicio > Toponimia > Balear > Binagrella

Binagrella

Balear

Situación: Llubí, 11-G-2.

Étimo: m-inda gere ele a.

Interpretación: el lugar pantanoso de nuestro ganado.

El que un torrente tome nombre de la población o finca importante por la que discurre es un hecho normal que se repite también en Mallorca: Sencelles, Petra, Solleric, Na Borges, etc. Es el caso asimismo del de Binagrella, que pasa junto a la antiquísima e importante posesión de este nombre; aguas abajo, recibe por la ozquierda las aportaciones del torrente que desciende desde Son Catiu, y el terreno comprendido entre ambos, así como el situado a la izquierda del mismo, era bajo y aluvial, frecuentemente inundado, que soportó una importante carga ganadera de vacuno, aunque hoy aparezca desecado, plano,  perfectamente cultivado. El terreno que describimos, por una parte, y antes de la desecación de los marjales de Sa Pobla por la Albufera Company, sufría el influjo de la gran laguna y del medio pantanoso que la circundaba. En definitiva, se trataba de una ciénaga o lugar pantanoso por el que merodeaba el ganado vacuno, configurando un medio idéntico al contemplado en Baserca (vid. De Ribagorza a Tartesos, pág. 221).

El topónimo Binagrella con el que conocemos a la casa de posesión tiene su origen en aquel cenagal y su ganado. Es una composición compleja de hasta cinco elementos, y hermosa por las lecciones que entraña. El primero de aquellos es la m- inicial protética que nos obliga a buscar la raíz inda, ciénaga o lugar pantanoso; sigue gere, adjetivo posesivo por su función y forma, flexión de gu, con valor “de nosotros o nuestro” y que se antepone al objeto determinado. Éste es ele, ganado, y por último el artículo determinado a: M-inda-gere-ele-a.

Los fenómenos fonéticos que explican una bella página de lingüística ibérica son:

-M inicial siempre protética.

-Reducción del grupo -nd- > n.

-Desasimilación de nasalidad: mina > bina.

-Síncopa de vocal tras oclusiva, seguida aquélla de r e igual vocal: binag(e)re.

-Elipsis al final del primer término por encuentro de vocales iguales: binagr(e)ele.

-Elipsis al final del primer término: binagrel(e)a.

-Palatalización de /l/ > /L/: Binagrella.

A la ortodoxia constructiva y fonética se une la fidelidad semántica, “la ciénaga del ganado de nosotros o el lugar pantanoso de nuestro ganado“.  


Temas: , , , , ,

 

Desarrollo: Interesa.es

© Bienvenido Mascaray bmascaray@yahoo.es

RSS